Español · Català · English · Français · Deusch
>> PROYECTO WALATA 
© Alfons Rodríguez  

Mujeres artesanas
  Los habitantes de Walata nos ofrecen una muestra de su artesanía prácticamente en cada esquina de la ciudad. La increíble decoración de sus casas y las tradicionales figuras de barro que venden sus mujeres son el mejor ejemplo de la riqueza artística que son capaces de crear.

Descubrimos la vocación ornamental de los walatíes en las fachadas de las casas, llenas de motivos en los que abunda el color blanco y que resultan realmente sugestivos a los ojos del visitante. Las mujeres dedican buena parte de su tiempo a realizarlos, a base de mucha paciencia y de usar la técnica del esgrafiado. Acostumbran a ser verdaderas filigranas abstractas que simbolizan diferentes aspectos de la feminidad: vientres de mujer, pechos... Aunque en todo caso, se encuentran diversas teorías que los intentan interpretar, siendo ésta la más aceptada.
El dibujo más espectacular que nos encontraremos es sin duda la Tarha, un gran rosetón compuesto por dos medallones concéntricos donde también se representan cuatro flores derivadas del lotus. La Tarha y otros motivos ligados a la portada y a las fachadas se encuentran siempre en el exterior, mientras que en el interior de las habitaciones existe una decoración específica en forma de ancha cenefa en su parte inferior (rojo sobre el blanco de la pared).

La artesanía de Walata va más allá de la decoración de sus fachadas rojas. Por tradición, la ciudad ha sido tierra de maestros orfebres durante siglos y a lo largo de mucho tiempo toda Mauritania la conoció por este arte. Pero la situación actual de Walata ha hecho cambiar esta tradición y hoy en día la alfarería es la protagonista de la artesanía walatí.


Igual que de la ornamentación, las mujeres se encargan también de la alfarería que se hace en Walata. Cuando visitemos la ciudad podremos comprarles las delicadas muñecas, las figuritas de barro de animales y las reproducciones en miniatura de las casas y herramientas walatíes que hacen artesanalmente. Las realizan sin torno y las cuecen a bajas temperaturas, lo que las convierte en extremadamente bellas pero muy frágiles.
No podemos tampoco olvidar las bonitas perlas de Walata, hechas con una pasta vidria de gran colorido y que hoy día son producidas por una única artesana de la ciudad.

   

 

Si quieres más información para viajar a Walata, escríbenos
Proyecto realizado por: Con la colaboración de:
  FNSAV Fundació Solidaritat UB              
Con el apoyo de:
Agencia Española de Cooperación Internacional
Generalitat de Catalunya                                  Ajuntament de Sant Feliu de Llobregat
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.